Festival de Cine de Montaña: 2ª jornada

17 12 2008

mendi zinemaldia 2

La segunda jornada de este novel Mendi Zinemaldia siguió abriendo huella y lo hizo con pie firme gracias a Tracce (Italia 2007) un impresionante documental de Marco Preti que nos relata día a día la odisea personal del formidable Roberto Ghidoni en la edición de 2005 de la Iditarod, la prueba de resistencia más dura de Alaska y una de las más exigentes del mundo.

alaska-nat-parks

Tracce acompaña a este lobo de las nieves a través de un gélido y penoso periplo de 1808 km por la ruta sur que habría de finalizar en la bahía de Bering no sin antes superar las mil trampas de un auténtico infierno blanco tras 23 días, 9 horas y 13 minutos, el mejor tiempo jamás registrado, que mejoraba el precedente en 3 días y 13 h. Únicamente otro corredor pedreste llegó a meta, y lo hizo… 15 días más tarde.

El documental nos presenta luces y sombras de este gigantón de 2m y 87 kg, un ser excepcional, un coloso de las nieves, que es capaz de extraviar el sendero una y otra vez, andar y desandar sin parpadear 34 km en la más absoluta oscuridad de la gélida noche, caminar acarreando su trineo 20 horas en condiciones extremas con descansos para dormir de apenas 2 horas. Un total de 10.000 kilocalorías diarias para culminar una verdadera odisea.

roberto guidoni

Ni los vientos polares como navajas, ni las glaciales temperaturas de 34 grados bajo cero, ni la ululante soledad de la tundra inhóspita acobardan a este fantástico portento de rudos modales campesinos y voluntad, quizás deberíamos decir no férrea sino nívea.

Fiel a su ley insuflada de 3 grandes mandamientos, coraje, sufrimiento y amor, logra rubricar a sus 53 años una aventura sin parangón.

El pacto secreto con “la señora indomable”, como el llama a Alaska, se había cumplido: “Déjame pasar indemne una vez más y nunca más te molestaré.”

A continuación se pudo visionar el meritorio trabajo que bajo el nombre de Humla Karnali / Aguas bravas en el río de la vida, presentó en propia persona su realizador el especialista en kayak extremo durangotarra Txus Ruiz de Erentxun.

txus2

Tres vídeos que reflejan tres experiencias diferentes llevadas a cabo lejos de las recurridas cimas señeras siguiendo el curso de los ríos de agua y vida que de ellas nacen. Destinos: Nepal / India, Uganda y Patagonia. Lugares lejanos en el espacio pero próximos en su espíritu remoto y virgen.

Voluntarioso e interesante trabajo, elaborado en el caso de Humla Karnali y Patagonia con precariedad de medios técnicos y en muy difíciles condiciones que justifican la modesta calidad del material presentado.

No sería justo sin embargo desmerecer el empeño y el esfuerzo que estos deportistas realizan con gran escasez de medios para traernos estas impactantes imágenes que ilustran la realidad de las diferentes circunstancias que rodean a un descenso en aguas bravas remotas, reflejando desde los avatares de la organización de la expedición hasta la convivencia con las gentes del lugar.

Entre los tres vídeos exhibidos, como era de esperar, destacó sobremanera el magnífico corto documental referido al descenso del Nilo Blanco con final en el lago Kioga en Uganda filmado para el Filo de lo imposible en la primavera del 2006. Un verdadero lujo de documental a ritmo de videoclip que nos regaló imágenes para el recuerdo.

Aguas brava en Nepal:

Vídeo

karina-hollekim

Cerró el tríptico documental de la jornada el film alemán La mano de Fátima (38’), del experimentado director Jens Hoffman, cinta única que viene precedida, con justicia, de un reguero de premios cuyos ingresos se han dirigido integramente para la construcción de un pozo de agua en el poblado dogón de Daari (Mali), asentado a escasos 200 metros del campamento que sirvió de base de operaciones para el rodaje de la escalada y posterior salto base desde una de las cinco agujas que conforman “La Mano de Fátima” (1,155 m.) por parte de la noruega Karina Hollekim, reconocida especialista en Salto BASE y esquí extremo, y la suiza Geraldine Fasnacht.

fatimas_hand

Sin embargo el que iba a ser una capítulo más que vendría a completar la película sobre la deportista noruega titulada 20 segundos de alegría adquirió súbitamente autonomía por derecho propio a raíz de la recua de dificultades y adversidades que rodearon la ascensión y el impresionante salto desde el Kaga Tondo, el pico más alto de La Mano.

A pesar de los meticulosos preparativos calculados durante meses, la escasez de agua, las tórridas temperaturas, la deshidratación consiguiente, las tormentas de arena, el azotador viento sahariano y quien sabe si también el enfado de los dioses que cuidan de la Mano de Fátima hicieron de la expedición de 18 días un calvario y estuvieron en un tris de convertir también el vuelo en tragedia.

mano-de-fatima

Afortunadamente todo quedó en una muñeca y un coxis roto, pero sobre todo, según confiesa la propia Karina, La mano de Fátima le enseñó muchísimo sobre la vida y sobre ella misma y significó un antes y un después en la carrera de esta, por más, bella aventurera escandinava.

En definitiva, un esmerado documental que bien podríamos clasificar en el género de suspense, extraordinariamente bien realizado donde se conjugan la aventura, la conciencia social y la cercana percepción de la muerte.

Y esto no ha hecho más que empezar.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: