Festival de Cine de Montaña: 1ª jornada

16 12 2008

mendi zinemaldia 1

Como ayer mismo apuntaba, el I Festival de Cine de Montaña de Vitoria-Gasteiz / Mendi Zinemaldia ya es una realidad. Sin lugar a dudas una feliz noticia para los amantes del cine, la montaña y la aventura.

Lo acojo pues con la debida alegría, y con la esperanza de que no vuelva a ser una vez más un pañuelo de usar y tirar en mano de las administraciones que no en pocas ocasiones se valen de los eventos culturales únicamente para lustrar su gestión.

Espero así que las razones que han dado origen a este festival prevalezcan por encima de los intereses políticos de los grupos que dominen en un momento dado las administraciones implicadas y sea un proyecto con vocación de perdurabilidad por encima de las coyunturas políticas.

Y me estoy acordando del extinto Festival de Cine Europeo que, en plena fase de consolidación, fue desmantelado a la brava con el advenimiento de un nuevo grupo político al poder municipal, que hizo caso omiso al sentir de una gran parte del público cinéfilo, en este caso, de la capital vasca. A lo mejor algún día aprenderemos a construir sobre lo que otros han iniciado en lugar de destruirlo sistemáticamente.

Hecho este paréntesis, habrá que vocear aquello de “El rey ha muerto” “Viva el rey”.

psicoblock

mendi-zinemaldiaLa primera jornada del festival abrió con el documental Psicoblock: Ur Sakonetako bakardadea- Psicoblock: Soledad en las aguas profundas, trabajo audiovisual realizado por la joven productora Bideografik y dirigido por David Maeztu con la participación de los escaladores Josu Martínez, Iván Ibáñez, Irati Anda y Patxi Usobiaga.

Esta cinta que fue filmada hace ya más de un año en Mallorca a lo largo de una semana en lugares tan magníficos como la cala Barques, nos presenta esta modalidad de escalada sobre acantilados marinos conocida como “psico-block” o más poéticamente “soledad en aguas profundas” (deep water soloing).

Tras muchas horas de grabación y repetición, con escasamente un cámara principal y una auxiliar, trabajo en yumas y fundas acuáticas y, sobre todo, mucho entusiasmo nos llega un interesante testimonio divulgativo sobre esta disciplina de escalada deportiva en roca con vistas al mar.

A lo largo de los 26 minutos del filme Patxi Usobiaga, Irati Anda y el pionero del psico-block en Mallorca Miquel Riera nos hablan sobre todo de sensaciones. Ese miedo que te seca la boca y te hacer temblar. Ese chute de adrenalina que, debidamente controlado, te hace gozar. Ese tiro de endorfinas que proporciona el logro a través del esfuerzo.

Lamentablemente -comentaba Patxi al final de la proyección- las condiciones meteorólógicas no ayudaron demasiado. No en vano, la falta de sol propició un alto nivel de condensación en las cuevas que humedecía la roca y dificultaba la escalada de manera que había que recurrir continuamente al magnesio, un magnesio que, dicho sea de paso, guardaban para su preservación en unas bolsas astutamente forradas con silicona.

Con todo, estas adversas circunstancias unidas a la falta de experiencia en la modalidad y a la intensidad que imprimieron a la actividad les privaron de disfrutar de esa sensación fantástica que se ha venido en bautizar como “fliñar”, que no es otra cosa que ese subidón que experimentas a medida que te alejas del seguro y fuerzas al máximo tus posibilidades, “jiñándote” de miedo literalmente.

En definitiva una aproximación de mérito en la precariedad de recursos a esta modalidad que hace 10 años pocos conocían y que a raíz del interés del reconocido Chris Sharma experimentaría un auge considerable.

Probablemente un prólogo a nuevos y más ambiciosos trabajos y una muestra de que, más allá de las grandes paredes y la escalada de riesgo, la escalada en dificultad también puede tener un aliciente inequívoco para el gran público.

Vídeo promocional

mckinley

A continuación se proyectó Mt. Mc Kinley (6.124 m), un cortometraje del mexicano Gustavo Montalvo que en 6 minutos pretende perfilar a contrarreloj la ascensión al Denali que acometió en el 2001 la expedición mexicana compuesta por Leonardo Torres, Alejandro Pérez, Emiliano Hurtado y Gustavo Montalvo.

La cinta nos cuenta, posiblemente un poco atropelladamente, el ascenso en cuatro jornadas por la cara oeste a la que dicen ser la montaña más fría del mundo (hasta -5o grados celsius), presidida por una escalofriante pared de hielo de casi 500 metros de altura, que escalaron en estilo libre, sin cuerdas y en la modalidad alpina.

Un importante logro para la expedición mexicana que sin embargo no se deja gustar en este corto que sabe demasiado corto.

De cualquier modo nos quedamos con el mensaje que nos quieren trasladar: a veces en la vida hay que tomar decisiones en muy poco tiempo, lo que nos permite también crecer más en menos tiempo.

favressepakistanproject

Remató la jornada Pakistan Project (55’), un notabilísimo documental dirigido por el escalador belga Sean Villanueva, que nos relata la aventura sobre paredes vírgenes que vivió el propio realizador junto a sus compañeros de expedición, los compatriotas Nicolas Favresse, Olivier Favresse y el polaco Adam Pustelnik, durante los dos meses que permanecieron en el Valle de Charakusa, en el Karakorum paquistaní.

El documental se inicia ya con las peripecias en la contratación de portes y alimentos en el pueblecito de Hushe. Acompañaremos a los expedicionarios en los 8 días de travesía que separan al pueblo del valle Charakusa y presenciaremos la apertura de varias vías de gran dificultad sobre inmensas moles de granito: Ledgeway to Heaven (1.300 m / 7c), Badal Wall (1.200m / 7 C) y The Ski Track en el muro de Iqbal.

Lamentablemente, el agotamiento de las baterías y la falta de sol para recargalas impidió la filmación del ataque final a la cumbre del “Badal” (“Nublado” en lengua urdu), nombre con el que bautizan a la nueva ruta que finalizan a 6.000 metros, a 300 metros escasos de la cumbre ante las desalentadoras noticias meteorológicas y la falta de alimentos.

No obstante, una serie de ilustrativas instantáneas fotográficas comentadas in situ por Nicolas y Sean suplieron cumplidamente la ausencia de vídeo para este tramo.

En cualquier caso es un placer revivir a través de este documental esta audaz experiencia en la que llegaron a escalar más de 3 km de grandes paredes haciendo siempre gala de un enorme espíritu de superación ante los contratiempos (tormentas, lluvia de piedras, heridas, diarrea), un enorme sentido del humor y una templanza y un control mental extraordinarios sin los cuales sería impensable por ejemplo permanecer 16 días colgados en una pared, de los cuales 7 de ellos lo hacen atrapados sobre una repisa de pocos metros cuadrados abierta al abismo en medio de una tormenta de nieve.

Ledgeway to Heaven (5.12+, 28 pitches, ca. 1300m)

Ledgeway to Heaven (5.12+, 28 pitches, ca. 1300m)

Badal (5.12+ A0, 1200m),

Badal (5.12+ A0, 1200m),

Sorting out haul gear on Badal (5.12+ A0, 1200m)

Sorting out haul gear on Badal (5.12+ A0, 1200m)

El ameno coloquio con Nico y Sean que prosiguió a la proyección cerró una primera jornada muy alentadora, que da pie a ser optimistas.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: